sábado, 30 de abril de 2016

La tía Chila (Ángeles Mastretta).


La tía Chila (Ángeles Mastretta).  


tía Chila estuvo casada con un señor al que abandonó, para escándalo de toda la ciudad, tras siete años de vida en común. Sin darle explicaciones a nadie. Un  día como cualquier otro, la tía Chila levantó a sus cuatro hijos y se los llevó a vivir en la casa que con tan buen tino le había heredado la abuela.
Era una mujer trabajadora que llevaba suficientes años zurciendo calcetines y guisando fabada, de modo que poner una fábrica de ropa y venderla en grandes cantidades, no le costó más esfuerzo que el que había hecho siempre. Llegó a ser proveedora de las dos tiendas más importantes del país. No se dejaba regatear, y viajaba una vez al año a Roma y París para buscar ideas y librarse de la rutina.
La gente no estaba muy de acuerdo con su comportamiento. Nadie entendía como había sido capaz de abandonar a un hombre que en los puros ojos tenía la bondad reflejada. ¿En qué pudo haberla molestado aquel señor tan amable que besaba la mano de las mujeres y se inclinaba afectuoso ante cualquier hombre de bien?
- Lo que pasa es que es una cuzca – decían algunos.
- Irresponsable – decían otros.
- Lagartija – cerraban un ojo.
- Mira que dejar a un hombre que no te ha dado un solo motivo de queja.
Pero la tía Chila vivía de prisa y sin alegar, como si no supiera, como si no se diera cuenta de que hasta en la intimidad del salón de belleza había quienes no se ponían de acuerdo con su extraño comportamiento.
Justo estaba en el salón de belleza, rodeada de mujeres que extendían las manos para que les pintaran las uñas, las cabezas para que les enredaran los chinos, los ojos para que les cepillaran las pestañas, cuando entró con una pistola en la mano el marido de Consuelito Salazar. Dando de gritos se fue sobre su mujer y la pescó de la melena para zagolotearla como al badajo de una campana, echando insultos y contando sus celos, reprochando la fodonguez y maldiciendo a su familia política, todo con tal ferocidad, que las tranquilas mujeres corrieron a esconderse tras los secadores y dejaron sola a Consuelito, que lloraba suave y aterradoramente, presa de la tormenta de su marido.
Fue entonces cuando, agitando sus uñas recién pintadas, salió de un rincón la tía Chila.
- Usted se larga de aquí – le dijo al hombre, acercándose a él como si toda su vida se la hubiera pasado desarmando vaqueros en las cantinas –. Usted no asusta a nadie con sus gritos. Cobarde, hijo de la chingada. Ya estamos hartas. Ya no tenemos miedo. Déme la pistola si es tan hombre. Valiente hombre valiente. Si tiene algo que arreglar con su señora diríjase a mí, que soy su representante. ¿Está usted celoso? ¿De quién está celoso? ¿De los tres niños que Consuelo se pasa contemplando? ¿De las veinte cazuelas entre las que vive? ¿De sus agujas de tejer, de su bata de casa? Esta pobre Consuelito que no ve más allá de sus narices, que se dedica a consecuentar sus necesidades, a ésta le viene usted a hacer un escándalo aquí, donde todas vamos a chillar como ratones asustados. Ni lo sueñe, berrinches a otra parte. Hilo de aquí: hilo, hilo, hilo – dijo la tía Chila tronando los dedos y arrimándose al hombre aquel, que se había puesto morado de rabia y que ya sin pistola estuvo a punto de provocar en el salón un ataque de risa –. Hasta nunca, señor – remató la tía Chila –. Y si necesita comprensión vaya a buscar a mi marido. Con suerte y hasta logra que también de usted se compadezca toda la ciudad.
Lo llevó hacia la puerta dándole empujones y cuando lo puso en la banqueta cerró con triple llave.
- Cabrones éstos – oyeron decir, casi para sí, a la tía Chila.
Un aplauso la recibió de regreso y ella hizo una larga caravana.
- Por fin lo dije – murmuró después.
- Así que a ti también – dijo Consuelito.
- Una vez – contestó Chila, con un gesto de vergüenza.
Del salón de Inesita salió la noticia rápida y generosa como el olor a pan. Y nadie volvió a hablar mal de la tía Chila Huerta porque hubo siempre alguien, o una amiga de la amiga de alguien que estuvo en el salón de belleza aquella mañana, dispuesta a impedirlo.
Mujeres de ojos grandes, Ángela Mastretta, Seix Barral, 2000

 

viernes, 29 de abril de 2016

Cómo ser legal en Internet: guías educativas de la AEPD Y PANTALLAS AMIGAS

Cómo ser legal en Internet:  guías educativas de la AEPD Y PANTALLAS AMIGAS

La Agencia Española de Protección de Datos AEPD ha elaborado dos nuevas guías para evitar cometer ciberdelitos enInternet o ser víctima de ellos. Sé legal en internet dirigida a jóvenes, y Enséñales a ser legales en internet, para padres y profesores son las nuevas guías educativas con las que la AEPD pretende evitar tanto que los 8 millones de alumnos escolarizados puedan cometer un delito como que favorezcan la comisión del mismo por parte de terceros con su propia conducta y sin ser conscientes de ello.

Estas guías educativas sobre el uso legal de Internet pretenden servir de apoyo para sensibilizar sobre las graves consecuencias que pueden tener determinadas conductas cuando se realizan a través de Internet.
FUENTE:
http://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-ser-legal-internet-guias-educativas-aepd-20160129093155.html

GUÍAS PANTALLAS AMIGAS:

1ª GUÍA
Sé legal en internet es la primera guía para jóvenes donde se tratan aspectos tan fundamentales como la importancia de los datos personales que se comparten y quién pueden verlos, las consecuencias de perder el móvil o de olvidar cerrar la sesión en una red social o las implicaciones de reenviar un vídeo en el que aparecen otras personas, ya sean compañeros o profesores

2ª GUÍA
Enséñales a ser legales en internet es la segunda guía que está dirigida a familiares, profesores y personas próximas a los menores para facilitar orientación para su educación. Y es que según la AEPD sigue creciendo el número de delitos cometidos por menores a través de internet, y en especial, los vinculados con el uso de la información personal. 




domingo, 24 de abril de 2016

Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo. M.Benedetti



;


Como hacerte saber

que siempre hay tiempo?
Que uno tiene que buscarlo y dárselo...
Que nadie establece normas, salvo la vida...
Que la vida sin ciertas "normas" pierde forma...
Que la forma no se pierde con "abrirnos"...
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente...
Que no está prohibido amar...
Que también se puede odiar...
Que la agresión porque sí, hiere mucho...
Que las heridas se cierran...
Que las puertas no deben cerrarse...
Que la mayor puerta es el afecto...
Que los afectos, nos definen...
Que definirse no es remar contra la corriente...
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja...
Que negar palabras, es abrir distancias...
Que encontrarse es muy hermoso...
Que el Sexo forma parte de lo hermoso de la vida...
Que la vida parte del Sexo...
Que el por qué de los niños, tiene su porqué...
Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad...
Que saber todo de todos, es curiosidad malsana...
Que nunca está de más agradecer...
Que autodeterminación no es hacer las cosas solo...
Que nadie quiere estar solo...
Que para no estar solo hay que dar...
Que para dar, debemos recibir antes...
Que para que nos den también hay que saber pedir...
Que saber pedir no es regalarse...
Que regalarse en definitiva no es quererse...
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos...
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo...
Que ayudar es poder alentar y apoyar...
Que adular no es apoyar...
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara...
Que las cosas cara a cara son honestas...
Que nadie es honesto porque no robe...
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo...
Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte...
Que se puede estar muerto en vida..
Que se siente con el cuerpo y la mente...
Que con los oídos se escucha...
Que cuesta ser sensible y no herirse...
Que herirse no es desangrarse...
Que para no ser heridos levantamos muros...
Que sería mejor construir puentes...
Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve...
Que volver no implica retroceder...
Que retroceder también puede ser Avanzar...
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del Sol...
Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?
MARIO BENEDETTI
( Uruguay, 1920-2.009 )


Como hacerte saber. Mario Benedetti.

Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia (Paso de los Toros, Uruguay, 14 de septiembre de 1920 – Montevideo, Uruguay, 17 de mayo de 2009), más conocido como Mario Benedetti, fue un escritor y poeta uruguayo integrante de la Generación del 45, a la que pertenecen también Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti, entre otros. Su prolífica producción literaria incluyó más de 80 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a más de 20 idiomas.



viernes, 22 de abril de 2016

El vuelo de los gansos. 1º de Mayo. Día Internacional de los trabajadores "Uno para todos y todos para uno"

El Cuarto Estado. Giuseppe Pellizza da Volpedo

El vuelo de los gansos.
 1º de Mayo. Día Internacional de los trabajadores
"Uno para todos y todos para uno"

La ciencia ha descubierto el porqué los gansos vuelan juntos. Vuelan formando una "V", porque cada pájaro al batir sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de él. Volando en V, todo el grupo aumenta por lo menos en un 70% su poder de vuelo, comparado a que cada pájaro lo hiciera solo.

Debemos considerar que la unión hace la fuerza.

Cada vez que un ganso se sale de la formación y siente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de volar solo y de inmediato se reincorpora al grupo, para beneficiarse del poder del compañero que va adelante.

Unidos vencemos, divididos caemos.

Cuando un líder de los gansos se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar.
Todos debemos estar dispuestos a asumir responsabilidades.

Los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos y lo hacen con frecuencia para estimular a los que van adelante para mantener la velocidad.

Una palabra de aliento incrementa las fuerzas.

Cuando un ganso enferma o cae herido, dos de sus compañeros se salen de la formación y lo siguen para ayudarlo y protegerlo, y se quedan con él hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere.



"Los gansos se van turnando atrás y adelante; y ninguno se cree superganso por volar delante ni subganso por volar detrás"

martes, 19 de abril de 2016

El Sur también existe


EL SUR TAMBIÉN EXISTE...



 Viñetas de El Roto y Quino (Mafalda). Poema de Mario Benedetti cantado por J.M.Serrat.



Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirenas
sus cielos de neón
sus ventas navideñas
su culto de dios padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el norte es el que ordena


pero aquí abajo abajo
el hambre disponible
recurre al fruto amargo
de lo que otros deciden
mientras el tiempo pasa
y pasan los desfiles
y se hacen otras cosas
que el norte no prohibe
con su esperanza dura
el sur también existe

con sus predicadores
sus gases que envenenan
su escuela de chicago
sus dueños de la tierra
con sus trapos de lujo
y su pobre osamenta
sus defensas gastadas
sus gastos de defensa
con sus gesta invasora
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
cada uno en su escondite
hay hombres y mujeres
que saben a qué asirse
aprovechando el sol 
y también los eclipses
apartando lo inútil 
y usando lo que sirve
con su fe veterana
el Sur también existe

con su corno francés
y su academia sueca
su salsa americana 
y sus llaves inglesas
con todos su misiles 
y sus enciclopedias
su guerra de galaxias
y su saña opulenta
con todos sus laureles
el norte es el que ordena
pero aquí abajo abajo
cerca de las raíces
es donde la memoria
ningún recuerdo omite
y hay quienes se desmueren
y hay quienes se desviven
y así entre todos logran
lo que era un imposible
que todo el mundo sepa
que el Sur también existe
MARIO BENEDETTI





Ç



sábado, 16 de abril de 2016

Amigos. Anónimo árabe.



Amigos
[Cuento. Texto completo]
Anónimo árabe
Dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron.
El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena: 

"Hoy mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro".
Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra: 

"Hoy mi mejor amigo me salvó la vida".
Intrigado, el amigo preguntó:

-¿Por qué, después que te lastimé, escribiste en la arena, y ahora escribes en una piedra?
Sonriendo, el otro amigo respondió:
-Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado, cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.


jueves, 14 de abril de 2016

Los amigos de nuestros hijos. Patricia Ramírez. Textos para pensar.

  Los amigos de nuestros hijos. 

Patricia Ramírez. El País Semanal. 19-8-2.012

"No se trata de que se mimetíce con ellos, pero si de reforzarles lo que es una conducta normal a esa edad"
A cierta edad, los padres pasan de héroes a villanos, y sus amistades cobran protagonismo. Estas son algunas ideas para acercar generaciones y ayudarles en su propio cambio.
- Pues a María sus padres le han di­cho que puede quedarse hasta las 12. A mí nunca me dejáis ha­cer nada.
Si esta frase suena a casi todos los padres, ¿no será una herra­mienta de manipulación que quizá tam­bién estén utilizando en su casa?. La res­puesta más común es 
- lo que los padres de tus amigas hagan o dejen de hacer no es mi problema; en esta casa tenemos unas normas y se cumplen.
Lo cierto es que la relación amistosa de nuestros hi­jos a veces nos distancia de ellos, y no por las personas con las que se juntan, sino por cómo gestionamos la situación.
Llega un momento en la vida de nuestros hijos en el que pasamos de ser héroes a convertirnos en villanos. Hasta los lo u 11 años, los padres son un refe­rente y un modelo a seguir. Pero en la edad de la adolescencia, los progenito­res pierden valor y los amigos se vuelven el pilar de sus vidas. De nada servirá que tenga celos o se sienta desplazado. Los adolescentes deben pasar por esta eta­pa como lo hizo usted en su momento. La obligación como padres es apoyar, tener calma y mucho sentido común.

COMUNIÓN ENTRE IGUALES
"Solo dos legados duraderos podemos aspirar a dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas" (Hodding Carter)
¿Por qué son tan atractivos los amigos y los padres dejan de serlo? La comunica­ción es un pilar fundamental en esta edad. Los padres solemos preguntar y buscar información sobre lo que nos interesa a nosotros como padres, pero no siempre coincide con lo que les apasiona a ellos. Los adolescentes conversan sobre mú­sica, novios, ropa y lo que está de moda, de las clases y profesores que les tienen manía, las aficiones que comparten, las nuevas tecnologías, etcétera. En cambio, a los padres nos gusta saber qué hacen en el colegio, cómo les va en una asigna­tura concreta y les aconsejamos sobre una amiga que no nos termina de gus­tar. Si queremos mejorar la comunica­ción, tendremos que hablarles de lo que a ellos les atrae. Si queremos confianza, tendremos además que compartir confi­dencias, como "a mí a tu edad también me gustaba una música diferente a la de mis padres... ¡y me encantaba la ropa!". A la mayoría de los padres, las conversacio­nes que los hijos mantienen con los ami­gos les parecen una soberana tontería y piensan que son superficiales. Mientras mantenga esta actitud, sus hijos estarán más lejos que cerca. Trate de ponerse en su lugar y haga un poco de memoria.
No se trata de que se mimetice con ellos, pero sí de reforzarles lo que es una conducta normal a esa edad: "Estás pre­ciosa con esa camiseta", "la música que escuchas es muy alegre, dan ganas de bailar". No podemos reforzar solo lo que para nosotros es importante, como un notable. Se trata de que se acerque a su hijo y él sienta que le comprende y que su estilo de vida no es rechazado en casa.
Los adolescentes poseen un gran sentimiento de pertenencia, están en un grupo con el que se identifican y ha­cen por ser aceptados. Con los amigos se sienten comprendidos. Los cambios hormonales, emocionales y físicos son comunes y se perciben como iguales... y se apoyan de forma incondicional. En el grupo no existen comentarios del tipo "qué tontería estás diciendo... los adoles­centes siempre estáis en las nubes... me­nudas chorradas hacéis a esta edad". 

CÓMO ACTUAR .
"Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles responsabilidad sobre los hombros" (Abigail van Buren)
No hay mejor medicina que la preven­ción. ¿Cómo debemos actuar con ellos?
- Trate de mantener una comunica­ción en la que puedan expresarse sin sentirse etiquetados ni juzgados. La mejor manera de conocer qué hacen y con quién salen sus hijos es invitar a los amigos a casa, cenar con ellos, preparar­les un plan atractivo. Observe cómo se relaciona su hijo con los amigos, el papel que asume. Será muy difícil que le acepte si a la primera de cambio hace juicios de valor del tipo "qué horror, pero si es abu­rridísimo... ¿y así vas a salir?".
- Paciencia. Con los gritos y las im­posiciones continuas generamos un distanciamiento. Mantenga la calma. Dé tiempo a que reflexione, experimen­te y se equivoque (en lo que sea posible). Permita que piense por sí mismo, no le dé todo hecho, ni siquiera las ideas.
- Dé lo mismo que espera recibir de él. Si quiere transparencia, sea transpa­rente; si quiere franqueza, no le mienta, y si quiere confianza... cuéntele usted también sus cosas en la medida que se puedan contar. Trate de tener una co­municación bidireccional.
- Permita que tenga autonomía. Deje que se responsabilice y tome decisiones. Cuando los adolescentes empiezan a hacer cosas solos, cometen errores. Si machacamos cada fallo, además de hundirles la autoestima, les generamos miedo a lo nuevo. El fracaso y el error forman parte del aprendizaje.
- Negocie lo que sí es negociable y no siente precedentes con lo que no lo es.
- Cuide el entorno en el que se mueve su hijo y las actividades que realiza. Llé­vele a lugares en los que usted conozca a la gente con la que se relaciona, aní­mele para que practique deporte. Los adolescentes y los medio-adultos que compiten el fin de semana en un torneo deportivo evitan salir por la noche para poder ir descansados. In­troduzca actividades alternativas a "la noche". El deporte crea un ambiente sano, de compañerismo y amistad y los aleja del consumo de tabaco y de trasnochar. 

Consejos para promover que sus hijos mantengan amista­des sanas y respetuosas:
- Con los amigos es importante man­tener el respeto y las buenas maneras. Significa que no se pueden insultar, chantajear ni humillar. Si algún amigo actúa así, lo correcto es decir "no me levantes la voz... o no me insultes", dar­se la vuelta e irse sin dar opción a otro agravio. Los niños no pueden acostum­brarse a ser humillados ni permitir que los demás consigan lo que quieren con este tipo de comportamientos.
- Transmítales que no se habla mal de otros, eso in­cluye la fea práctica de "los cotilleos". Casi siempre son inciertos y hacen mucho daño. Cuando alguien venga con un cotilleo, hay que responder "lo siento, no me interesa".
- Otra norma es no comentar secretos de los amigos ni contar con­fidencias a las personas que no son de confianza. Cuando se nos escapan los secretos, perdemos la confianza de lo amigos.
- Incúlqueles el valor de respetarse a sí mismos. No se suplica el cariño ni la amistad de nadie que no la quiera dar. Tienen que saber que la amistad no tie­ne precio, que es algo sin condiciones y nadie puede ponerles normas para ser su amigo y mucho menos exigirles que dejen de ser amigos de otras personas importantes para ellos.
- Los amigos deben concentrarse en hablar de lo que los une, no de lo que los separa.
Transmítales el valor del bien y de ser consecuentes con la escala de valores en la que les ha educado. Y que recuerden siempre: no deben hacer cosas ni man­tener conversaciones de las que luego se puedan arrepentir. Practique la pacien­cia y el control de los impulsos con sus hijos, que piensen las cosas antes de ha­cerlas y valoren las consecuencias.

CON BUENAS MANERAS
1. LA PELÍCULA
-Los chicos están bien; de Lisa Cholodenko, con Julianne Moore
y Annette Bening.

2. LA FRASE
- "Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo; un amigo es ambos'Benjamin Franklin.

3. CANCIÓN
-'Decir amigo; de Joan Manuel Serrat



A A mis amigos. Alberto Córtez
Fuente: